Acerca del autor
TuWeb
Crónicas de un lector
Acerca del autor
Obra
Poesía
Cuentos
Ensayo
Prólogos
Entrevistas del autor
Entrevistas al autor
Crítica sobre sus obras
Album de fotos
Imágenes
Enlaces
 
Acerca del autor


Foto

Sebastián Jorgi nació en Lanus Este, el 12 de diciembre de 1942. Se recibió de Perito Mercantil en 1960 en el Colegio Nacional Luis Piedrabuena Sección Comercial Anexa. En 1963 obtiene la Licenciatura en Periodismo en La Escuela Argentina de Periodismo (Rivadavia 2434. Cap.) fundada por Américo Barrios en 1953.
Su inclinación por las letras es muy temprana, por medio de un vecino, don Paco Soto, que le presta novelas de Dumas, Salgari, Verne, Hugo, Du Terrail, Sue y Dostoiesvsky, entre otros escritores del siglo XIX. En 1957 logra el primer Premio en Canal 7, por una carta literaria en el programa “ La Buhardilla de las Ilusiones” que conducía Juan Carlos Mareco. El galardón le es entregado en cámara por Marcos Zucker con el acompañamiento musical del conjunto de Lalo Schifrin. Asimismo, escribe glosas para la locutora Claudia Sánchez para su popular audición de boleros.
En 1963, con la recomendación del periodista Ramón Martínez, ingresa en La Nación como Cronista Volante de atletismo. Suplanta a aquél y comparte la redacción de Deportes en la calle San Martín del diario de los Mitre, Junto a D’ Angelo, Muñiz, Frascarita, Bolbochan y Miguel Angel Botta, que era el segundo jefe. El periodista Juan Valmaggia lo vincula con las agencias Telam, Telpress y Reuter, cubriendo eventos deportivos y otros relacionados con el cine y la música. En 1962 recibe al popular cantante mexicano Enrique Guzman, que venia en el avión con el director Alfredo Ruanova y la actriz Libertad Leblanc. Colabora con Pipo Mancera y al mismo tiempo le hace un reportaje a Guzmán en la audición de Enrique Alejandro Mancini.
También se vincula con la distribuidora Pel- Mex, en actividades de prensa. En esta época su amigo Livio Fort le presenta al canta- autor Alberto Lander, con quien escribe canciones. En 1960 había ingresado como empleado en El Aguila Saint y a punto de ingresar en la Western, lo hace al fin en Transradio Internacional, de San Martín y Corrientes. Meses después trabaja como empleado en la Sección Recaudación de la Compañía Italo Argentina de Electricidad, de la que tendría que retirarse en 1978, debido a una persecución política. Un año antes en Caracas, su amigo Adrián Oberti, (Ex Alberto Lander) estrena el tango Para Cadícamo, en Caracas Venezuela. Para este tiempo, conoce al bolerista Pepe Reyes, con quien comparte actuaciones como glosista y secretario, junto al gran tocador de la tumbadora Nene Giménez. En 1970 habían estrenado con Oberti el tango Para Barracas en la Botica del Angel y en el Apolo de la calle Corrientes con el acompañamiento de José Libertella. En el canal 9 Adrián Oberti estrena dos baladas con la letra de Jorgi: Calla y Que...
En 1974 se recibe de profesor de Castellano, Literatura y Latín en la Escuela Normal Superior de Profesores N° 2 “Mariano Acosta” e ingresa en varios colegios secundarios. Reentabla su amistad con el compositor insigne don Julio De Caro, con quien compone el tango Para Cátulo, en homenaje a Cátulo Castillo. Con este gran poeta, concurre a la inauguración de la Placita Homero Manzi (en Centenera y Riestra) en 1971, en un acto emotivo. En 1978 ingresa a la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (SADAIC) como socio representado, ante una mesa examinadora integrada por Leopoldo Díaz Velez y Enrique Cadícamo. Pero su actividad tanguera se remonta a los años ´60, en la Casa de Tango de la calle Corrientes, compartiendo lecturas de poemas y glosas con Cátulo Castillo, Héctor Negro, Alfredo Carlino y el maestro Edgar Spinazzi. Asimismo, alterna con el poeta Julián Centella colaborando en sus audiciones en Radio Porteña y ayuda al editor Enrique Freeland en la difusión de los libros lunfardos y de tango.
En 1962 había concurrido al Círculo de la Prensa (Rodríguez Peña 80), en las sesiones de la Academia Porteña del Lunfardo, los primeros sábados de cada mes, junto a Enrique Del Valle y César Tiempo, entre otros. Época en que concurre a las peñas literarias como El Manantial y El Savoy, EL Nacional y Café Boulevard, donde lee sus poemarios Orsái, Trasnochando y Trascartón, entre otros artículos referentes a los autores tangueros como Manzi, Cátulo Castillo y Cadícamo. Inmediatamente a esta bohemia, entabla amistad con el escritor Juan Carlos Martini en Italo, que lo conecta con escritores de la talla de Lubrano Zas, Alberto Vanasco y Juan José Manauta, Dalmiro Sáenz; Cacho Costantini y Miguel Briante, entre otros como Alberto Spunberg, León Rozitchner y Ernesto Goldar. Con el dramaturgo Carlos Somigliana esbozaron una obra inconclusa, una farsa referida a un pope literario, que con su pose y desplante, había ofendido a un poeta amigo (El pope para en el Politeama).
Colabora en la revista Meridiano 70 y posteriormente en Macedonio, con Alberto Vanasco como director.
Con Eduardo Zamacois, escritor popular y de ya avanzada edad, comparte algunos años de amistad, en los encuentros en la Librería Perlado y en su departamento del Barrio Simón Bolívar. Con el famoso narrador corrige su cuento EL Perro y otras piezas literarias. En esta etapa entabla amistad con Zanacois y con la dramaturga y guionista Alicia Valenti
En 1967, gracias a un vecino de Lanús, publica un cuento rosa --Un día de vida--en la Revista de Unión Personal de La Nación, visado por el poeta Mario Luis Descotte. Lee en la biblioteca Asociación Belgraniana de Caballito sus cuentos Quasimodo y La Irma Viene Llegando, junto a Piglia, Briante y Vanasco. Su ingreso en la Escuela “Mariano Acosta” lo aleja durante un tiempo de la bohemia intelectual de la calle Corrientes.
En 1978, en un momento crucial de su actividad y apenas de su retiro en la Italo,--debe acogerse obligatoriamente a una jubilación por enfermedad-- escribe un guión cinematográfico sobre la novela El Sueño de los Héroes de Bioy Casares. Éste lo autoriza a presentar el guión en un Concurso del Instituto Nacional de Cinematografía. Había estudiado cine en el Sindicato de Luz y Fuerza con Nemesio Juárez y después guión con Feldman. Su adhesión al cine lo lleva a hacerse socio del Cine Club Núcleo.
Y en 1980, en medio del Proceso, es designado por el diario El Sol de Quilmes para cubrir el Festival de cine Francés organizado por Unifrance y Clarín en Buenos Aires. El jefe de redacción, su entrañable amigo Romeo José Rosselli, le extiende la acreditación correspondiente. Poco después, cubriría como cronista cinematográfico el Festival de Cine Australiano. Al mismo tiempo, inicia su actividad como critico literario en el diario quilmeño, donde comparte gratos momentos en la redacción y realiza su vocación. Gracias a ROMEO Rosseli desarrolla su oficio, como al tiempo después será en La Capital de Mar del Plata, a las órdenes del secretario de redacción Pedro Leguizamón. Estas actividades son prácticamente honoríficas, por cuanto la época no le daba muchos chances de figurar en el periodismo.
Y sería en ese año, que se presenta al Premio Pen Club de Cuentos en el Cincuentenario de la entidad, diez minutos antes de que expire el cierre, en el edificio Victoria Ocampo, en Viamonte y San Martín. Su amigo Chiche Burzichelli lo ayuda a presentar los juegos de tres carpetas. El jurado, que lo formaban Delfín L. Garasa, Joaquín Neyra y Juan Carlos Ghiano, premian Aventura del andante Cirilo, presentando con el seudónimo Nené, un volumen de cuentos. Un año después, su novela Hasta el Cielo se ha puesto a llorar, resulta finalista del Concurso Troquel, en un empate con los votos a favor de Juan Cicco y Ángel Mazzei. La novela no será editada (tampoco la ganadora, pese a un trajinar por no menos de una docena de editoriales).
En 1983 obtiene el accésit al Premio Villajoyosa de Cuentos (Alicante, España) con Habrá que Avisarle a Indalecio Valle, que una vez editado, obtendrá la Faja de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores, con un jurado integrado por María Granata, Lubrano Zas y Juan José Manauta.

Durante su permanencia en el diario La Nación había entablado relación con Eduardo “Cholo” Baltiérrez, embajador y periodista, también oriundo de su ciudad natal, Lanús. Éste lo quiere llevar al consulado de Panamá, por la intermediación del Doctor Marzano, odontólogo de Lanús y amigo de los padres y tío de Jorgi. Si bien está ya la amistad desde antes de la barriada de Lanús Este, en 1964, en una casual reunión en el comedor del Diario La Nación, el Cholo Baltiérrez le presenta, junto a Juan Valmaggia - otro periodista de prestigio – al escritor Eduardo Mallea.
Éste, con simpatía, lo alienta y Jorgi no olvidará jamás una caminata hasta la Librería Peuser, donde desde afuera atisban la vidriera para contemplar los libros expuestos como La Bahía de Silencio y otros como Sin Novedad en el Frente de Erich María Remarque; y La Piel de Curzio Malaparte. Suben por la calle San Martín y Mallea entra a la Librería del Temple de las Galerías Pacifico. Le presenta al propietario y poco después, Jorgi conocería a los escritores Pepe Bianco y Oscar Hermes Villordo, a quienes les lee sus cuentos y esta anécdota de lo años 60 tendrá un corolario en 1981, al obtener Jorgi el Premio Cincuentenario del Pen Club : 16 años después se lo entregaría Hermes Villordo
A instancias del escritor y noble consejero y amigo don Elías Carpena – con quien Jorgi mantiene una cariñosa amistad – le dice “Andá y contale a Mallea, tocale el timbre en la calle Posadas y cuando te atienda le decís que venís de parte de Elías Carpena, se va a poner contento, recordale quien sos...” Jorgi va y es atendido unos minutos por el escritor y su esposa, Helena Muñoz Larreta. Pese a que ya está muy enfermo el gran autor de La Bahía de Silencio lo recibe muy amablemente y le envía saludos a Carpena y a don Juan José de Urquiza, presidente del Pen Club. “Siempre hay una segunda oportunidad, muchacho, en estas lides literarias nunca se sabe...”, le dirá Mallea. Habían pasado 17 años. La conjunción se da a veces de manera curiosa y Jorgi tampoco olvidara su amistad con Elías Carpena, el extraordinario narrador de El Doradillo con quien solía tomar mates en un rincón de la secretaría del la Escuela Normal “Mariano Acosta “. Don Elías le prologa su cuento Habrá que Avisarle a Indalecio Valle, que una vez editado en tipografía plomo, tendrá dos ilustraciones del gran artista plástico Aldo Severi. A su vez, Carpena lo recomienda a la revista Flash – dirigida por Luis María Albamonte (Américo Barrios), donde a través del tiempo publica 17 cuentos.
Pese a todas sus satisfacciones personales, de una vida literaria en plenitud vivida y por la que ha entregado y sacrificado todo, hasta familia y mejor pasar, Jorgi es un escritor rigurosamente inédito, sin mercado editorial y como dirían Alberto Vanasco y Delfín L. Garasa, un narrador maldito, frase acuñada por el primero y retomada por el segundo, jurado del Pen Club.
A raíz de esta afortunada premiación, Jorgi entablará una sólida amistad con los poetas Rubén Vela y Carlos Alberto Débole, quienes lo incorporan a la Fundación Argentina para la Poesía, cuyo Presidente es Nicolás Carlos Dodero, benefactor de la cultura. En esta época conoce al narrador Andrés Cinqugrana, con quien funda el grupo literario Además LEA, lanzando una colección de narradores con una antología llamada Autopsias en la que intervienen Alberto Vanasco, Julio Carabelli, Defilippis Novoa, Cinqugrana y Jorgi. . Colección fugaz que se frustra ante el panorama económico de los años 80 entre vaivenes. Así vino desarrollando la vida literaria de Jorgi, entre idas de alegrías y frustraciones.
En 1984, su cuento Quasimodo logra el Primer Premio del Co0ncurso Laboral Iberoamericana “Javiera Carrera” en Valparaíso, Chile, entre 1.200 cuentistas de España y Latinoamérica. Reúne un volumen de cuentos con los que integraban el Premio Pen Club y lo publica al fin – después de cinco años de intentos editoriales- merced de un préstamo del Fondo Nacional de las Artes, gracias a una recomendación de don Felix Coluccio. Se edita con el titulo Eliot Ness, Pérez and Company en 1986.
En 1992 publica Margo Junto al Río Inmóvil, volumen de cuentos que obtiene Mención Especial de ADEA (Asociación de Escritores Argentinos, Mendoza) y en 1993 su novela El Recurso contra el Supremo Patriarca, en una colección de narradores dirigida por el Profesor Luis Alberto Menghi. En 1995 edita La Noche del Cazador, (ensayos) y en 1996 América en la Poesía de Ruben Vela (ensayo), en 1997 Siete contra Tebas (ensayos sobre poesía argentina) Estos tres libros fueron publicados por Torres Agüero. Un año después, debido a una iniciativa de la poeta de Puerto Rico Arminda Arroyo Vicente, publica una antología de cuentos :Fuga y Vigilia, en homenaje a Enrique Anderson Imbert. En el 2000 edita Trenes a Bolívar (cuentos) con el sello cedido por Néstor Groppa, buenamontaña.
Y en el 2000 un volumen de cuentos, Tardes del Lorraine (Tercer Premio Municipal “ Eduardo Mallea“ 1991-1993) en una edición del autor.
Con el director de teatro Miguel Ángel Páez, entrañable amigo, tiene en común dos obras teatrales: Afuera hay un desconocido (1976) y La Bicicleta (1984). En los años setenta, Páez lo había vinculado con el narrador Adolfo Jasca y con el poeta Mosquera Eastmann, asimismo, con el editor don Ismael Colombo. La representación de la obra de teatro se frustra porque la marina ocupa la Empresa Italo y la Asociación Gremial de San José 225 donde se daba la obra. Las dos obras (la segunda, muy festejada en una lectura por Roberto Tálice y Felix Pelayo) no han tenido mejor suerte en el futuro. El tratamiento del absurdo, es el prisma con que el escritor ve la realidad.
Su cuento Quasimodo fue adaptado para televisión por el actor Jesús Berenguer – amigo de la infancia- cuya adaptación ganó el Concurso del Fondo Nacional de las Artes en 1988 y en el 2002 fue representado como obra de radioteatro en la sala de Argentores, con una excelente interpretación de Víctor Hugo Vieyra. En 1999 escribe una nueva obra de teatro del absurdo El Disfunto Matías Sexual Conoce a la Muchacha del Circo.
Con la actriz Nora Teresa Páez (Nora Thames) ha escrito recientemente una obra de teatro llamada Shespir va a Berlín seleccionada para las IV jornadas de la Cultura de Mar del Plata 2006.
En 1990, su canción Cuando Me Faltes, con música de Adrián Oberti, fue finalista en el Festival de la Canción de Nueva York, en la voz del propio compositor, con quien lleva una hermandad de más de cuarenta años. Si bien ha compuesto temas con Roberto Daniel Gómez, Victor Daniel Muñoz, Diego Carrizo, Julio De Caro y Pedro Leguizamón, la mayor cantidad de canciones las ha escrito con su gran amigo Adrián Oberti (Alberto Lander).
En 1991 viaja a Puerto Rico, invitado por el Consulado Argentino para dar una serie de conferencias sobre Literatura Argentina. En el Departamento de Estado brinda un Panorama de la Narrativa Argentina, como otras sobre poesía y narrativa en la Universidad Interamericana, en el Colegio Sagrado Corazón y en el Museo de la Música de Ponce, donde da su conferencia sobre Enrique Cadícamo, ante unos 300 asistentes (el 21 de marzo de 1991: EL Cantor de Buenos Aires y presenta su tango Para Barracas (con música de Adrián Oberti). Conoce al poeta Francisco Matos Paoli, que lo recibe en su casa y le organiza una despedida con el Pen Club de Puerto Rico.
En la Academia Santa Teresita , con la coordinación de la profesora Inocencia Padilla, brinda una conferencia sobre Narrativa Latinoamericana con un apéndice sobre escritores argentinos. Su amistad con la poeta y profesora Inocencia Padilla—su querida Ino—continúa hoy. Con la poeta y docente Ivonne Ochart, departe cuestiones de teoría literaria y lo lleva de paseo en su auto hasta Boca de Cangrejos. La Decana de la Universidad Interamericana , después de escucharlo en su disertación, le ofrece tres créditos para dictar clases de Literatura Latinoamericana.
También conoce a la poeta Arminda Arroyo Vicente, con la que entabla una amistad que dura hasta hoy y de cuya obra se ocupa en La Noche del Cazador. Los amigos argentinos en la isla se suman: Benito Ponce De León, Hugo Ugobono y Rodolfo Álvarez Russó. Estadía de un mes en la isla que le resultará inolvidable. Pues habrá de conocer al músico Raúl Di Blasio y a la cantante de boleros Renée Barrios, con ambos compartirá una noche en el Casino Hotel de Isla Verde. La periodista Mary Ann Bliss le hace una nota para The San Juan Star. En el Museo de la Música, su conferencia será ilustrada por un trío de guitarras, que cantan Nostalgias de Cadícamo. Unos 400 alumnos y elenco de profesoras escuchan su disertación en la Universidad Interamericana de Río Piedras, después de la cual la Decana le ofrecerá tres créditos en Literatura Latinoamericana. El poeta y catedrático Manuel de la Puebla le hace un reportaje para la Radio y luego lo acompaña a La Fortaleza donde le recibe la senadora Ruth Hernández, gran cantante de Centroamérica. Sebastián Jorgi improvisa una canción en homenaje, por la que la sorprendida funcionaria del Gobierno de Puerto Rico se emociona.
Sebastián Jorgi publicó casi un millar de artículos, repartidos entre deportes, cine y literatura. Asimismo, dio conferencias para el Pen Club Argentino, la Sociedad Argentina de Escritores y la Fundación Argentina para la Poesía, entre otras instituciones del país. Tiene un libro de reportajes inédito, con figuras entrevistadas como Ana María Matute, Olga Orozco, Luisa Mercedes Levinson, Octavio Paz, Juan Jacobo Bajarlía, José Donoso y Juan José Arreola, entre otros: Café Expréss. Dos libros de ensayos: Ultimas Utopías del Siglo XX (Calvino, Eco y Kundera) y una investigación, producto de una beca del Fondo Nacional de las Artes en 1999, Agonía, Marginalidad y Fiesta en la Narrativa Argentina, aún inéditas. Además, tiene tres novelas inéditas: El Sustituto, Una Canción para Raymond Chandler y La Señora de Boina Café. Su novela Gotángel (contratapa de Martín Alberto Noel, académico) esta en tratativas de ser editada, pues el pintor Pérez Celis le ha obsequiado la tapa con una obra original. Intenta la distribución de su ultimo libro de cuentos, Rock Nena Linda y la reedición de Eliot Ness Pérez and Company premiado por el Centro Argentino del Pen Club Internacional.
En 1993 Bernardo Ezequiel Koremblit lo designa en su staff de Radio Municipal de Buenos Aires como crítico literario para el programa “Primera Persona “. Así mismo colabora en el programa “Un Poema y una Canción” de Roberto Barilá para FM Bauen, y para el programa “Chiquito al Sur” en FM Sur (empresa el Sol de Quilmes), dirigido por Chiquito Cepeda. Gracias a una recomendación del poeta Ricardo Ostuni, obtiene una hora de radio semanal en Municipal, asistido por la locutora María Alejandra Galasso : Crónicas de un lector, con 70 emisiones, todos los lunes, a la una de la madrugada.
Recientemente, a instancias de la generosidad de Arminda Arroyo Vicente, publica Extrema Gemens en la editorial Myrtos de Sevilla (España), colección de poesía hispanoamericana que dirige el poeta Antonio Ramírez Fernández. La obstinada idea de mantener inéditas sus poesías, tras cuarenta años – desde las lecturas en las peñas literarias de Orsái- ha cedido ante la magnánima opinión de íntimos poetas para la publicación de Extrema Gemens, escritos en 1980. Ha dedicado este poemario a su esposa Ramona y a Arminda con profundo cariño. Y agradecimiento al poeta Antonio Ramírez que no dudó en incluirlo en su colección.
Su obra narrativa ha recibido elogios de escritores como: Arturo Uslar Pietri, Germán Arciniegas, Juan Rulfo, Nicolás Guillén, Chen Guang Fu y Valeri Zemskov, entre otros argentinos como Federico Peltzer, Rodolfo Modern, Alberto Vanasco, Syria Poletti , María Granata , Hector Tizón y Luisa Mercedes Levinson.
En la actualidad corrige 1824 Lanús Este llamando a 2050 Jefatura (antinovela en cuentos) en homenaje a su ciudad natal Lanús, sus compañeras y compañeros de primaria y secundaria y al fotógrafo José Luis Cabezas. En este volumen hay un sentido reconocimiento a los clubes de barrio de su ciudad natal. El Círculo de Amigos y al Club Atlético Lanús, el popular granate del Sur. Y a la escuela Primaria N° 7 de la esquina de Reconquista y Juncal de Lanús Este, que le traen a Jorgi inolvidables recuerdos. Dirige actualmente la colección Los Robinsones – nombre que inventa junto con la gran narradora y poeta Ana María Guerra-- para la editorial Alba Impresores de Antonio Petta y con el asesoramiento de Alberto Salinas.
Ha cumplido 27 años como crítico literario en el Diario La Capital de Mar del Plata y casi 30 en el Diario El Tiempo de Azul, donde fue incorporado por el profesor Juan Antonio Carrau. A cuenta viene que Jorgi está agradecido con todos los jefes de redacción que lo han animado y con los que colaboró en distintos medios, sus grandes amigos Romeo José Rosselli, Pedro Leguizamón, Néstor Groppa y Américo Barrios, entre afectos también ilustres como Ernesto Schóo, Silvio Huberman, Miguel Angel Botta y Ulises Barrera. A todos estos jefazos de redacción mucho es lo que les debo, sin ellos yo no hubiera ejercido mi profesión de periodista, cercenada por marginaciones políticas, primero en el 65 y después, más radicalmente, a partir del 76, dice Jorgi. Actualmente, su jefe de redacción en La Capital es Tani Kessler.
Integra en la actualidad el Grupo ALEGRIA que dirigen Cristina Pizarro y Graciela Licciardi, con actividades mensuales de café literario y taller de reflexión en torno a la creación.